NOVIEMBRE: EL CALENDARIO

¿Qué año es?

medida Firmemente anclados dentro de la cosmovisión occidental, con raíces en el judeo-cristianismo, un fundamento grecorromano y una sobreestructura de humanismo moderno, poco pensamos que nuestra forma de contabilizar el tiempo es sólo una entre muchas. Existe una variedad de calendarios que expresan una realidad natural -como es el flujo del tiempo- dentro del marco culturalmente condicionado de una sociedad humana particular. Probablemente la distinción más notable es la forma en la que las culturas fijan el inicio de una era, partiendo de un año al que adscriben un significado especial. Aun cuando el comercio internacional y la tecnología occidental impusieron la unificación dentro del intercambio global, si usted vive en el año 1433, 5773 o 2012, depende de su visión particular.


Cultura, creencia, historia

La historia de la construcción de calendarios va por miles de años atrás, acompañando al surgimiento de las civilizaciones. Los sumeros -la primera gran civilización mesopotámica- dieron lugar al sistema sexagesimal que está en uso hasta hoy: una división del año en doce meses, así como una división del día en dos veces doce horas. Incas, mayas y aztecas desarrollaron calendarios complejos. Egipto, India y China... todos tuvieron formas específicas de relacionar los acontecimientos en un orden cronológico definido.

Por supuesto, de mayor interés son precisamente aquellos sistemas que se encuentran o en una relación histórica con el calendario gregoriano -el que hemos adoptado en el presente- o los que pertenecen a un grupo de interés, como son los seguidores de las grandes religiones.


Griegos y romanos

El calendario griego se rigio de acuerdo a las Olimpiadas en ciclos de cuatro años, comenzando el 1 de julio 776 a.C. (según nuestra era), hasta que al fin del siglo IV d.C. cayó en desuso. Los romanos contaron los años desde la fundación de la ciudad, «ab urbe condita» (AUC o a.u.c.). En nuestro calendario, esto equivale al año 753 a.C.

lupa Según tradición romana, Rómulus y Remus eran hijos concebidos por el dios Marte con una virgen dedicada al servicio vestal, que obligaba a la castidad. Luego de dar luz a gemelos, la joven madre es enterrada viva, pero rescatada por el amante divino, y los niños expuestos en el bosque donde una loba los amamanta con su cría. Como adultos regresan para fundar una ciudad nueva, pero en la discusión por el sitio adecuado, Rómulo mata a Remo y le da a la ciudad su propio nombre: Roma.

La semana romana tenía 8 días, siendo cada octavo día un día del mercado. Cada 21 de abril inició un año de diez meses, para un total de 304 días a los que se agregaron dos meses de duración variable. En tiempos de Julio César, el desajuste con el año solar había vuelto inoperante el sistema, lo cual dio motivo para la introducción del calendario juliano. Esta reforma, impulsada por Julio César, introdujo el año de 365 días. El griego Hipparco (s. II a.C.) había calculado la duración del año en 365 días 55 minutos y 12 segundos, una hazaña científica, dado la primitividad de sus instrumentos. El calendario juliano compensaba los casi seis horas de diferencia anual con la intercalación de un día adicional al fin de cada cuarto año, en febrero.

El Anno Domini de la confusión

Dionisio, apodado Exiguo (el pequeño) era un monje nacido en Bulgaria en el siglo VI. Vivió en Roma donde adquirió pronto renombre por su erudición. Por encargo papal redactó una tabla que calculaba las fechas de la Pascua de forma continua. Como todos sus charlescontemporáneos usó la era romana para fechar el año, aún cuando el Imperio Romano de Occidente había dejado de existir 50 años atrás. Sin embargo, hizo un precedente al agregar otro dato: «525 años desde la encarnación de nuestro Señor Jesucristo». No existe ningún indicio sobre cómo Dionisio contabilizaba el número de años transcurridos desde el nacimiento de Jesús, en vista que tampoco las Escrituras presentan datos conclusivos para determinar esta fecha y es casi seguro que también hubo errores dentro del calendario romano que usaba. Hasta hoy no hay consenso absoluto sobre el año de nacimiento de Jesús, pero casi todos los historiadores y teólogos coinciden en un momento entre 6 y 4 a.C. La confusión resultante hizo que las diferentes denominaciones cristianas celebraron los conmemorativos del año 2000, sin tomar en cuenta las discrepancias.

El Venerable Beda (683-735), historiador anglosajón, quien estuvo impresionado por la obra de Dionisio, adoptó el conteo anual sin revisión y comenzó a dividir los años pasados conforme si habían ocurrido antes o después de la encarnación, haciendo una distinción entre encarnación y natividad. Es el motivo que el calendario cristiano carece de un año 0, ya que el año 1 d.C. sigue inmediatamente al año 1 a.C. Al año de la encarnación -que se supuso haber tenido lugar en marzo-, Beda llamó el Año del Señor. Los cronistas en la corte de Carlomagno acogieron ávidamente a la nueva era y partir de entonces, el mundo occidental cristiano usaba la expresión Anno Domini (A.D.) -«en el Año del Señor»- para fechar el año en curso.

Con la intención de independizar el calendario de la connotación exclusivamente cristiana, circulan diferentes usos y abreviaciones para describir las eras, siendo las más frecuentes a.C./d.C. (antes/después de Cristo), a.E.C./E.C. (antes de la/Era Común)

Diferencias astronómicas

Con respecto al año solar como medida natural, el calendario juliano siguió vigente durante toda la Edad Media y una gran parte del tiempo moderno, basándose en un año de 365 días 6 horas y tratando con negligencia la diferencia con la duración real que ya en el siglo XVII se había fijado como 365 días 5 horas 48 minutos 45 segundos (sólo dos minutos de diferencia con el cálculo actual). A lo largo de los siglos, los 13 minutos sobrantes, se habían acumulado en una diferencia de 10 días entre los equinoxios marcados en el calendario y la constelación real del sol.

Caesargregor Aún cuando ellos mismos no fueron los autores de los cálculos astronómicos que reconciliaron los sistemas practicadas en su tiempo con la realidad física del año solar, Julio César y papa Gregorio XIII. reconocieron la necesidad urgente de encargar la elaboración de un nuevo calendario a los científicos de su era y de implementarlo en la zona de su influencia.

La reforma gregoriana del calendario estableció las siguientes modificaciones:

  • cada año cuyo número es un múltiple exacto de cuatro, se intercala un día adicional
  • excepto cuando el número del año es un múltiple exacto de 100
  • a menos que sea un múltiple exacto de 400. De acuerdo a este esquema, el año 1900 no fue bisiesto, pero el 2000 sí lo fue

En 1582, donde gobernaba el poder papal, los calendarios se adelantaron por 10 días para ajustarse. Los territorios protestantes y aquellos donde dominaban las iglesias ortodoxas, se negaron a aceptar lo que consideraron una imposición de Roma. Ocasionalmente, el sentido común prevaleció; los últimos en adaptarse eran las naciones en Europa Oriental que lo hicieron en el siglo XX cuando la diferencia había aumentado a 13 días.

Diferencias culturales, religiosas e históricas.

Los calendarios del mundo se vinculan a culturas particulares. Una lista de las diferentes eras muestra el punto de partida asumido en cada una:

CalendarioAñoInicioPunto de partida
Hebreo (liturgia judía)57723761 a.C.Año 1 antes de la creación
Islámico (mundo musulmán)1434622 d.C.Hegirá (huída de Meca a Medina)
Budista teravada (Sri Lanka, Tailandia)
Budista mahayana (Bután, Tibet)
2556
2495
543 a.C.
483 a.C.
Nacimiento de Buda
Muerte de Buda
Hindú Saka (India oficial)
Hindú Vikram (India norte, Nepal)
Hindú Kali Yuga (religioso)
1934
2068
5113
78 d.C.
56 a.C.
3102 a.C.
Inicio del gobierno Sátrapa
Victoria del rey Vikramaditya
Inicio de la 4ª(última) era
Bengali (Bangladesh, Bengala Occ.)1419593 d.C.Gobierno del rey Shashanka
Solar Hijri (Irán, Afganistán)1011912 d.C.Nacimiento de Kim Il Sung
Heisei (Japón)241988 d.C.Muerte del emperador anterior
Juche (Corea Norte)1011912 d.C.Nacimiento de Kim Il Sung
Maya (Guatemala, México)51263114 a.C.Presente ciclo del mundo

EVALUACIÓN

Más allá de todo calendario, para los discípulos de Cristo la historia humana y la propia vida se definió en la cruz. La persona de Jesús marca el inicio de una nueva era, no porque algún sistema cultural adoptó un calendario que lleva su nombre, sino porque Jesucristo transciende lo temporal/histórico y alcanza lo espiritual/eterno, como hombre verdadero que alcanza a Dios en el cumplimiento de su propósito.

En el calendario de las misiones todas las fechas están marcadas en rojo porque siempre hay una cosecha que rescatar. El misionero Pablo deja esta enseñanza a sus seguidores:
«Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo...»