SEPTIEMBRE: LOS INTOCABLES

El Sistema de Castas

castaEn India y Nepal, el sistema de Castas representa una forma de estratificación social establecida por tradición y hecha obligatoria dentro del hinduismo. La pertenencia a una casta se define a la hora de nacer de acuerdo al karma de cada persona. En la práctica, esto significa la clasificación de los individuos dentro de la sociedad por factores heredados, y no según algún mérito personal. El matrimonio, el oficio o profesión, el círculo social... todo está determinado de antemano por la pertenencia a una casta. Mientras nadie puede ascender a una casta superior durante toda su vida presente, sí puede ser expulsado de su casta como consecuencia de actos inadmisibles, por ejemplo, al convertirse al cristianismo, o puede renunciar a ella por la misma razón.

Se distinguen cuatro castas principales (con muchas sub-castas cada una), cuyo origen se deduce del dios creador Brahma:

  • Brahmin, clase sacerdotal e intelectual, salida de la boca de Brahma
  • Chatria: clase política y militar, salida de los hombros de Brahma
  • Vaishia: clase de comerciantes y terratenientes, salida de las caderas de Brahma
  • Shudrá: clase obrera y artesana, salida de los pies de Brahma.

Una cosmovisión muy diferente

La sociedad occidental se jacta de su permeabilidad, es decir, la facilidad con la cual se pasa de una clase social a una superior. Aún cuando se trata parcialmente de una ilusión piadosa o engaño manipulador, donde las naciones ofrecen educación gratuita y subsidio familiar, el estado social moderno ha desmantelado las diferencias de clase a favor de la igualdad de oportunidades. Esto dificulta al occidental entender la indiferencia del hindú frente a las condiciones de vida del individuo, mientras el oriental se compadece del insensato afán que determina la vida en occidente.

La rigidez de las barreras sociales en India es producto de la cosmovisión hindú que considera la vida como secuencia cíclica regulada por el karma: en cada vida se cosecha lo que se sembró en las anteriores, para bien o para mal. Es una ley universal e impersonal que no conoce apelación. Rendirse sin protesta ayuda a mejorar el karma, para la vida próxima.

Los dalit

dalitFuera de las castas existe un número grande de personas llamadas paria, intocables o dalit, salidas de las partes innobles de Brahma. Pueden ejercer sólo los trabajos más marginales, vistos como impuros o indignos: preparar el cuero, labrar tierra ajena, trabajar en las calles, y -ante todo- todo lo que tiene que ver con lavar ropa, hacer aseo y recoger basura. Tradicionalmente eran aislados en sus propias comunidades, hasta el punto de que las clases superiores evitaban el contacto de sus sombras.

Liberación política...

Desde sus inicios, los cabezas de la lucha por la independencia de India, declararon su firme intención de convertir la nación en un estado social, no influido por la religión, y por lo tanto, con una constitución de libertad de culto y la abolición del sistema de castas. Gandhi -un vaishia- se opuso enfáticamente al concepto del "no tocable". En 1932 comenzó una campaña a favor de los que él llamaba "hijos de Dios", pero sufrió mucha oposición de parte de líderes de la comunidad dalit que no confiaron en la intención de nadie que no hubiera nacido intocable.

NarayananEn 1997, Kocheril Raman Narayanan asumió la presidencia de India que ocupó durante cinco años, el primer dalit en este cargo. Había ingresado en el servicio público bajo el gobierno Nehru que abrió la puerta a los intocables, y llamó la atención de Indira Gandhi quien lo invitó a unirse al movimiento político. Su presidencia se distinguió por ser independiente y asertiva, sentando algunos precedentes importantes en asuntos sociales.

A lo largo de las décadas siguientes a la independencia, la discriminación contra los dalits ha desaparecido en zonas urbanas y en la esfera de la vida público-política, en lo que concierne la libertad de movimiento y el acceso a la educación. No obstante, sigue existiendo en zonas rurales y en la esfera privada, a veces de manera extrema y violenta, incluyendo frecuentes linchamientos, asesinatos y violaciones.

... y liberación espiritual

Desde la fundación de la nación han tenido lugar cambios importantes en la política social de India frente a los Dalit, pero la cultura religiosa hindú, en vastas regiones del país, persevera en aplicar la práctica del sistema de castas.
Como los esclavos del Imperio Romano, también los intocables pueden encontrar respuesta en el mensaje de Jesucristo. Se estima que cerca de 70% de los cristianos en India permanecen son de origen dalit, pero una abrumadora mayoría de cerca 250 millones de ellos, ni siquiera han escuchado de él.

 



EVALUACIÓN

Los acontecimientos políticos del siglo XX y los gobiernos liberales de India, están cambiando poco a poco la escena material para muchos de los anteriormente intocables. No obstante, la opresión espiritual por el hinduismo y la fuerte influencia de su clase sacerdotal en defensa de los derechos de las castas privilegiadas, han impedido una verdadera emancipación.

¡Sólo en Jesucristo, los oprimidos de este mundo podrán encontrar la libertad y restauración que rigen en el Reino de Dios!