JULIO: RAMADÁN

En 2012, entre el 20 de julio y el 18 de agosto, la comunidad islámica celebra el mes de Ramadán, para conmemorar la ocasión en la que Mahoma según tradición musulmana- recibió las primeras revelaciones desde el cielo. El propósito de este tiempo es que el creyente tome distancia de las actividades cotidianas y haga una revisión de su vida dentro del contexto espiritual. Se practica el ayuno, para recordar la bondad de Dios al darnos alimento y para aumentar la consciencia frente a los que no tienen suficiente que comer. En general, se renuncia a los placeres normales y se adopta un estilo de vida en meditación, con el objetivo de fortalecer el ánimo como preparación para eventuales sufrimientos.

Un grupo de jóvenes musulmanes en Bangladesh espera juntos a la puesta del sol para romper su ayuno

El sentido de comunidad que se experimenta en Ramadán, es muy fuerte. Las comidas comunales son populares y se invita también a personas de pocos recursos.

Qué se practica durante el Ramadán?

Los musulmanes fieles, con excepción de niños menores de 12, mujeres embarazadas o lactantes, los débiles o los enfermos, son llamados a abstenerse de comer ningún alimento, de fumar, y de tomar líquidos -ni siquiera agua-, durante las horas del día. El ayuno comienza con la salida del sol y termina al llegar la noche, cuando se permite ingerir una comida ligera y tomar agua. El creyente también debe abstenerse del acto sexual y, en general, de todo lo que complace a los sentidos.

La cena típica en el Ramadán consiste principalmente de vegetales y de pan árabe

En el círculo familiar se lee el Corán, pero, en el tiempo actual, también la televisión está aportando a la edificación de la comunidad, por medio de programas que ponen a discusión asuntos de la práctica islámica en medio del estilo de vida moderno.

¿Por qué cambia la fecha del Ramadán de año a año?

Igual como ocurre con la Pascua judeo-cristiana, la fecha del Ramadán se establece de acuerdo al calendarion lunar de 354 días, agrupados en meses de 29 a 30 días, cada uno. El período del ayuno comienza y termina con la vista de la luna cresciente, que todos los años cae en una fecha diferente.

 

EVALUACIÓN

La participación masiva del mundo islámico en la observación de las costumbres durante el Ramadán -aún en regiones de libertad religiosa o opuestas al Islam-, es sólo uno de los tantos indicios sobre la seriedad con la que el musulmán normal se adhiere a las convicciones esenciales de su fe. Más que cualquier restricción legal, este apego es un impedimiento muy grande para la conversión de los musulmanes, un obstáculo que sólo puede ser superado por una convicción y entrega mayores.