BBC noticias

5 de febrero, 2013

Gobi Hondane es quizá uno de los habitantes de Tombuctú mas agradecidos por la operación militar francesa que sacó a los islamistas radicales de la histórica ciudad de Mali.

Durante casi un año los islamistas pusieron en práctica una interpretación radical de la ley islámica, la sharia, que prohibió desde escuchar música hasta que las mujeres caminaran solas por las calles.

Para Hondane implicó cambios en su trabajo de barbero y hasta fue encarcelado por tocarle la barba a un clinete o por hacer un corte de pelo "demasiado a la moda".