BBC noticias

25 de enero, 2013

Tropas francesas y de malienses ingresaron a dos pueblos que se consideran cruciales en la lucha contra la milicia islamista en el norte del país africano.

Douentza y, en especial, Diabali se encontraban bajo control de los grupos rebeldes por su importancia estratégica, al ser dos centros de almacenamiento de armas. Pero los islamistas tuvieron que abandonar estas localidades ante los continuos bombardeos de Francia que empezaron el 11 de enero.

Los residentes aseguran que no todos los militantes son extranjeros, y que algunos militares del regimiento regional cambiaron de bando.