BBC noticias

15 de octubre, 2012

Este lunes, la Unión Europea aprobó nuevas sanciones económicas contra el gobierno sirio.

Unas 180 personas y alrededor de 50 empresas sirias consideradas próximas al presidente Bashar al Asad integran la lista negra de la Unión Europea.

Los residentes de la zona antigua de la capital, Damasco, tuvieron la fortuna hasta la fecha de escapar en gran medida de la violencia de los enfrentamientos entre rebeldes y fuerzas del gobierno, que dividen al país desde hace 18 meses y han dejado miles de víctimas. Pero las sanciones y la crisis económica que está generando el conflicto armado en Siria, no los ha dejado inmunes.